Update cookies preferences
miércoles, julio 24, 2024

Un centro de pensamiento y reflexión de la

InicioPublicacionesCulturaLa tauromaquia venera la naturaleza con el mantenimiento de una especie insólita

La tauromaquia venera la naturaleza con el mantenimiento de una especie insólita

El toro bravo, el que se lidia en la plaza, es una especie única. Es única porque requiere una cría distinta a la de otros animales. El toro bravo nace en la dehesa, que es un ecosistema especial que se creó para albergar a esta especie y de donde emerge una simbiosis con otras especies que generan una riqueza natural incalculable. El toro bravo es una especie única porque su comportamiento es un misterio imposible de predecir, hasta para los que hemos nacido a su lado. Es una especie única porque embiste y, al embestir, transmite unos sentimientos y emociones que llenan nuestras vidas y porque existe un torero que es capaz de dar su vida utilizando esas embestidas para expresarse poniendo al descubierto su alma. En definitiva, el toro bravo es una especie única por ser bravo, y la bravura es una apología a la naturaleza, salvaje e intrínseca.


Texto escrito por el ganadero Santi Domecq dentro de la campaña para divulgar el Decálogo de Albert Boadella en defensa de la tauromaquia que el Instituto Juan Belmonte está llevando a cabo durante el mes de febrero.

Más vistos