miércoles, febrero 28, 2024

Un centro de pensamiento y reflexión de la

Lorca y los toros

El Instituto Juan Belmonte reproduce el artículo que Andrés Amorós le dedica a la figura del poeta granadino con motivo del 125 aniversario de su nacimiento

En mi libro Toros y cultura (1987), incluía, como lema inicial, una frase de Federico García Lorca: «La fiesta más culta que hay hoy en el mundo». Desde entonces, se ha repetido muchas veces. Recuerdo que mi amigo Juan Manuel Albendea me pidió ayuda para localizarla y citarla en el Congreso, aunque no se encuentra en las Obras Completas del poeta sino en una entrevista. El torero Pepe Amorós, que forma parte de la tertulia madrileña de Federico, me confirmó que no era un asiduo espectador de las corridas pero sí entendía perfectamente sus claves simbólicas y sentía la fascinación de su belleza poética. Como señaló su amigo Pedro Salinas, situaba García Lorca a la Fiesta dentro de la cultura popular, española, de la muerte, que no tiene nada que ver con el tópico de la «España negra», sino todo lo contrario. En nuestra cultura, la cercanía de la muerte añade sabor al milagro cotidiano de la vida. Para Lorca, España es el país del duende, del misterio, de ese milagro que inspira lo mejor de nuestra música popular, de nuestras danzas, de nuestra lírica y de la tauromaquia. Y, por supuesto, la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, su entrañable amigo, le inspiró el Llanto, la mejor elegía —junto con la de Jorge Manrique— de la literatura española, la más honda y hermosa meditación sobre esa ley universal a la que ningún ser vivo se escapa.


Andrés Amorós es escritor, ensayista y crítico literario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más vistos