Update cookies preferences
lunes, mayo 20, 2024

Un centro de pensamiento y reflexión de la

InicioPublicacionesCulturaEl primer lugar entre todas las diversiones de nuestra nación, Tauromaquia o...

El primer lugar entre todas las diversiones de nuestra nación, Tauromaquia o arte de torear a caballo o a pie

Las muy escasas y remotas noticias que se hallan acerca del origen de las fiestas de toros en España, en un tiempo que este espectáculo tiene el primer lugar entre todas las diversiones de nuestra nación, sin que a sus atractivos se resistan ni aquellos tétricos y melancólicos españoles, que destituidos del conocimiento de las leyes de la naturaleza ha distribuido sabiamente en cada clima, afeaban poco tiempo hace su concurrencia; ni, mucho menos infinitos extranjeros, cuya afeminada delicadeza se entretenía en moralizar yacriminar hasta las más indiferentes circunstancias de dichas fiestas: en este tiempo, repito, que felizmente vemos a unos y otros complacidos en extremo con la variedad de lances que antes censuraban y denigraban; me parece conveniente presentar al público una razón, que aunque abreviada, manifieste con suficiente certeza la época de la introducción de las fiestas de toros entre nosotros, como asimismo su más notable incremento y decadencia hasta el tiempo presente.

Esta era mi única intención con la de agregar la enunciada noticia a la Tauromaquia de José Delgado; pero algunos amigos a quienes se la comuniqué antes de ponerla en ejecución, me persuadieron de que a esta necesidad de juntaba la de dar una forma regular y una explicación clara e inteligible a la Tauromaquia de dicho José Delgado, cuyo estilo provincial llena de confusión a los lectores.

He juzgado oportuno no alterar ciertas voces, frases o expresiones que parecen propias de las profesión; pero para inteligencia de todos aclaro su sentido y significación en sus respectivos lugares. Asimismo, me ha parecido necesario incluir algunas suertes que aunque no son del mayor uso, no están sin embargo desterradas.

Yo creo que los aficionados, no menos que los profesores admitirán benignamente esta reforma, mucho más si es cierto que no desfigurando los preceptos y reglas de que consta el arte de torear en toda su extensión, cumplo con mi principal propósito, dándole la claridad que se echa menos en la Tauromaquia del referido Delgado.

Más vistos